El porcentaje de rebote o tasa de rebote (Bounce Rate en inglés) es una métrica muy importante para cualquier estrategia de Marketing Digital, porque de cierta forma nos ayuda a entender si una URL está teniendo un buen o mal rendimiento.

En las siguientes líneas detallaré los puntos más relevantes relacionados con este parámetro de Google, así podrás determinar si es necesario tomar alguna acción ante un desempeño deficiente o saber si estás haciendo las cosas bien.

¿Suena interesante verdad? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el porcentaje o la tasa de rebote?

Empezaré definiendo qué es el porcentaje de rebote de una manera muy resumida y simple, la tasa de rebote se produce cuando un visitante accede a una URL de tu página y rápidamente vuelve a los resultados de búsqueda sin generar algún evento como ir a otro apartado por medio de un enlace o botón.

Para Google da igual si los usuarios duraron 2 segundos o 10 minutos leyendo tu contenido, si terminan saliendo lo toma como un rebote, aunque no quiere decir que en todos los casos sea malo ya que depende mucho de la temática del sitio web.

¿Cuál es el porcentaje de rebote ideal para una tienda Online?

Bien, en esta sección del artículo veremos el porcentaje de rebote ideal para una tienda Online o eCommerce.

Recuerda que este valor varía generalmente por la temática, no es lo mismo una tasa de rebote de una landing page, blog, página corporativa o de noticias.

Centrándonos únicamente en el comercio electrónico, el bounce rate es el siguiente:

Tasa de rebote aceptable

Un rebote aceptable normalmente tiene un rango que va desde el 41% hasta el 55%, lo que vendría a ser la media general en este tipo de páginas webs.

Por ahora no es motivo para alarmarse.

Tasa de rebote alto

¿Cuándo se considera un porcentaje alto? Básicamente si la cifra está entre un 56% y 70%.

Si la tasa supera el 70%, definitivamente debes sentarte e indagar en la posible causa, en el próximo subtítulo sabrá cómo reducir el porcentaje de tus páginas.

Tasa de rebote bajo

Para decir que contamos con un bounce rate bajo, el rango de dicha URL debe mantenerse entre el 20% y 40%.

Ni más ni menos, es una señal de que los esfuerzos depositados en dicha página están bien y no hay de qué preocuparse.

También te interesa ver:

¿Cómo reducir el porcentaje de rebote en mi eCommerce?

Veamos una serie de recomendaciones que ayudarán a reducir el porcentaje de rebote obtenido en tus páginas.

1. Diseño web responsive

Si todavía no lo sabes, la mayor parte del tráfico proviene de los dispositivos móviles, por esa razón, Google ha ajustado su algoritmo para darle prioridad a los sitios que cumplan con este requisito.

Si bien por algo es el motor de búsqueda más utilizado del mundo por amplia diferencia, gracias a la constante labor de ofrecer los mejores resultados con contenido de calidad y buena experiencia.

Asegúrate de contar con un sitio perfectamente adaptable a todas las pantallas móviles.

2. Velocidad o tiempo de carga

Dadas las exigencias actuales, nos caracterizamos por tener poca paciencia con los sitios webs de carga lenta, ¿Por qué debemos esperar si tenemos una lista con otras alternativas? Es preferible salir del sitio e ir a otro.

La velocidad de carga tiene un gran peso en el bounce rate, si es tu caso, localiza los medios y elementos causantes del problema para tomar acciones de optimización o sustitución. ¿Quieres saber más sobre cómo mejorarlo y las herramientas que puedes utilizar para ello? Visita nuestro post sobre cómo mejorar el tiempo de carga de una web.

3. Ofrece contenido de calidad

Tener un eCommerce no solo se trata de subir una imagen con un botón de compra, el contenido de tus páginas de productos, así como el de las categorías, debe contar con un contenido de calidad.

En cada página, redacta un texto coherente enlazado internamente de manera estratégica para darle la oportunidad al usuario de visitar otros apartados de la web rompiendo el porcentaje de rebote.

4. Complementa los productos con otros relacionados

Incluye varios artículos relacionados en cada página de producto, de esta manera puedes convencer al usuario de visitar otras páginas de tu tienda Online.

 Al hacerlo, no aumentará el rebote por esa interacción.

5. No abuses de las ventanas emergentes o pop up

Está bien indicarle al usuario una promoción o descuento a cambio de su correo electrónico en cierta etapa de su visita, pero un error muy grande y el cual he presenciado algunas veces, es la insistencia.

Con esto solo provocarás la salida rápida del potencial cliente incrementando la tasa de rebote, un pop up es más que suficiente.

Estos 5 pasos mantendrán a raya el aumento descontrolado de la métrica de Google.

¿Cómo ver el porcentaje de rebote en Google Analytics?Para ver la tasa de rebote, primero debes dirigirte al portal oficial de Google Analytics, iniciar sesión con una cuenta o dar el alta para empezar a utilizar la herramienta.

  1. Luego, ve a la sección de Comportamiento > Visión general donde podrás visualizar el promedio de rebote que tiene tu comercio.
  2. Ahora, si quieres observar las estadísticas de una página en particular, simplemente haz clic sobre la misma o filtra por URL.

El Bounce Rate mide el número de visitantes que hicieron una única sesión y no interactuaron con el sitio, para calcularlo puedes utilizar la siguiente fórmula:

Porcentaje o tasa de rebote = número de visitas sin interacción de la página / número total de visitas x 100.

porcentaje de rebote en analytics

Te aconsejo identificar los sitios con un porcentaje alto y ponerte manos a la obra para solventarlo, antes que nada, hazte estas preguntas:

  • ¿Cuál es la finalidad de la página? (Página de categoría, producto, etc).
  • ¿La página tiene un contenido de calidad? (Mayor a las 1000 palabras, congruente, sin estorbar la visibilidad del producto, enlazando a otros medios).
  • ¿Incluiste productos relacionados? (Con el objetivo de visitar otros apartados del sitio).

Otro factor determinante es el Dwell time o comportamiento del usuario, un parámetro que mide el tiempo de permanencia del usuario hasta su regreso al índice de búsqueda.

La realidad es que no es seguro el clic del usuario en los demás apartados de nuestra web, si está satisfecho con lo visto lo más probable es que termine retirándose en X tiempo.

A mayor permanencia (Dwell time), mejor posicionamiento en el ranking de Google.

También tienes la opción de modificar Analytics para reducir el rebote de acuerdo al comportamiento.

Por ejemplo:

  • En función de la lectura: estableciendo un área del contenido al momento de hacer scroll, como la sección media.
  • En función del tiempo: especificando un tiempo mínimo de estadía en el sitio, al superarlo, no será contado como un rebote.

Conclusión

La tasa de rebote nos ayuda a comprender si una URL está teniendo una buena o mala aceptación, no obstante, debemos integrarla con el tiempo de permanencia.

Ya que un abandono por parte del usuario no necesariamente significa algo malo, lo más probable es que haya estado varios minutos viendo nuestro contenido.

De lo contrario, no lo haría, a no ser que el problema se deba a factores de optimización o pop ups molestos.

¿Has implementado alguna estrategia para reducir el porcentaje de rebote de tu eCommerce?

¡Déjanos un comentario y compártelo con la comunidad!

Christian Huertas
Christian Huertas

Periodista, redactor y responsable de la gestión de los medios sociales en PresTeamShop y en el blog Programdor PrestaShop.